El toro

Se les llama toro de lidia al individuo macho de la especie bovina que se ha seleccionado y criado para utilizarlo como toro bravo en las fiestas taurinas. Y a esa forma de utilización de los toros bravos se le denomina tauromaquia, que al decir de muchos es la imagen nacional.

Pero este animal realmente tiene su origen en una selección hecha en tiempos muy antiguos de unos que pastaban por toda Europa y Oriente medio. Si nos remontáramos unos diez mil años atrás encontraríamos a los asiáticos de Oriente medio como los primeros en domesticar a este toro salvaje llamado uro aunque éste era un animal mucho más grande y por tanto pesado, pues llegaba a tener una altura de unos dos metros y un peso de alrededor de novecientos quilos.

 

Este animal llegó a su desaparición en el siglo XVII a causa del ser humano. Sólo queda parte de su herencia genética en algunas razas domésticas como ganado vacuno y dentro de ellos el toro de lidia y el cebú que habita en África y tiene una papada y joroba.

 

Muchos autores hablan del origen de éste en la antigua Grecia siendo los navegantes de Creta los que trajeron esta especie a la Península Ibérica y aquí fue evolucionando hasta que se convirtió en lo que hoy conocemos como ibérico.

 

En Grecia también fue utilizado el toro como diversión popular aunque no se le maltrataba ni mucho menos era sacrificado en esas fiestas.

Hoy tenemos que Monforte del Cid es uno de los lugares más importantes de la civilización ibera por los restos arqueológicos encontrados como los “toros ibéricos”. Hay otras poblaciones donde se han encontrado también, como Segura de Toro (Cáceres), Porcuna (Jaén) y varias en la provincia de Alicante.

 

Todas estas piezas arqueológicas encontradas en muy diferentes lugares demuestran que por toda la geografía de la península abundaban estos animales. No cabe duda de que el toro ibérico mantiene un simbólico sentido de una gran belleza y desde luego está ligado a la cultura íbera.

Estos animales bovinos con esas cabezas con astas en forma de media luna hacían que los viesen como seres con cierta conexión con lo espiritual. Los íberos tenían ciertos ritos de tipo religioso donde sacrificaban al toro. Hay investigadores que postulan la teoría de que esos rituales íberos podrían ser los comienzos del espectáculo actual aunque ya con grandes diferencias.

 

Hoy, el toro bravo o toro de lidia o ibérico vive normalmente en grandes dehesas de forma libre y criado con muchos cuidados hasta que llega el momento de utilizarlos para la fiesta donde será sacrificado, fiesta que es cuestionada por muchos y bella por otros.

 

Desde tiempo muy antiguo se conoce la costumbre de la lidia de toros. También la costumbre de “correr los toros” con ocasión de festejos populares, coronaciones de reyes, canonizaciones de santos, etc. Existían muchas ocasiones para correr toros en los que la nobleza lo realizaba a caballo mientras que el pueblo lo hacía a pie. En los torneos medievales donde los caballeros se enfrentaban entre sí, se soltaban después los toros a los que se lanceaban por un grupo de jinetes.

 

Estas costumbres fueron evolucionando hasta llegar a lo que actualmente se conocen como las corridas. Aquí el arte es el espectáculo del ser humano sólo frente al toro, animal con una fuerza brutal capaz de dar muerte. Es el animal simbolizando la belleza y la fuerza frente a la inteligencia del humano.

 

La ganadería brava tiene una historia de cómo mínimo tres siglos. Los criadores españoles comenzaron la selección del toro de lidia para su utilización en las ferias taurinas ya en el siglo dieciocho. El toro es considerado fuera de España como el emblema más representativo de este país. Se ha exportado a los países vecinos como Francia y Portugal llegando incluso al continente americano. Está considerado como una verdadera obra perfecta de ingeniería genética gracias al trabajo llevado a cabo por los criadores de ganado bravo y adaptándose durante los últimos tres siglos a cómo iba evolucionando el arte del toreo y el gusto del público.

 

La raza de lidia está dividida en variedades denominadas castas o encastes y las investigaciones realizadas en la genética de esta raza han mostrado que la separación genética entre dos encastes es mucho mayor que el de las demás razas bovinas europeas.

 

Aparte de esta consideración por su genética, está demostrado que el toro de lidia …

Leer Mas

El PP alardea de recuperar la tortura a animales como espectáculo en las fiestas de Moncada (Valencia).

Hacemos eco con una triste noticia que tendrá lugar a tan sólo 6 km. de Valencia, y que demuestra el desprecio hacia los animales del nuevo gobierno municipal del PP en el Ayuntamiento de Moncada.

El libro de las fiestas de Moncada, que por supuesto no está impreso en papel reciclado (cuidar el medio ambiente es una moda inútil, los animales están para torturarlos y los árboles para cortarlos, ¡hombre!) alardea de recuperar la tradición de los “bous al carrer” en la ciudad Valenciana de Moncada, después de catorce años de alcaldía de coalición socialista en que no formaban parte del programa de las fiestas.

Según el señor alcalde todo este cambio en las fiestas de Moncada obedece a “recuperar la tradición”. Torturar animales para que unos descerebrados se diviertan viendo como el animal se quema la cabeza y el lomo en el “bou embolat” es una tradición muy digna de recuperar para el señor alcalde, aunque sea un atentado contra la inteligencia humana. Hace mucho que la ciencia demostró que cualquier ser con sistema nervioso sufre igual que cualquiera, pero bueno, si la tradición dice que hay que quemar al torito, ¡pues lo hacemos, ¿qué cojones?! Para más INRI, en el libro de fiestas el alcalde tiene la poca vergüenza y el cinismo de afirmar que “El ayuntamiento y las peñas van a velar escrupulosamente por la seguridad y el trato a los animales”. Lo quemaremos vivo, pero lo trataremos bien. Si vas a insultar al sentido común de la población, por lo menos que quede bonito ¿no?

La tortura a animales en las fiestas de Moncada no acaba aquí. Durante el fin de semana tiene lugar el “tir i arrossegament”. Seguramente otra tradición, muy civica e inteligente también. La diversión consiste en que un caballo tira de un carro pero, en lugar de sobre el asfalto, sobre un montón de arena. Pasé por allí y la mayoría de los caballos se paraban extenuados (a más de 35 grados, al sol) sin siquiera llegar a la mitad del recorrido ya que por mucho que tiran del carro, resbalan en la arena y no pueden avanzar.

La historia ha demostrado sin lugar a dudas que la tradición ha sido más enemigo de la evolución humana que lo contrario. Y es que, al fin y alcabo, la humanidad ha evolucionado gracias a tradiciones tan instauradas en su época como la esclavitud de seres humanos, la tortura y quema de científicos por parte de la inquisición, tirar una cabra desde un campanario y otras maravillosas y útiles tradiciónes.

Pero, señor alcalde de Moncada, quizás estoy suponiendo demasiado al pensar que usted acepta que existe la evolución. Ya que estamos en recuperar tradiciones irracionales, propongo que desterremos de nuestras escuelas la enseñanaza de la malvada y conspirativa teoría Darwiniana que dice que el hombre es producto de la evolución y hacer un museo pro-creacionista como el que han hecho en Estados Unidos. ¿Por qué tienen que ser ellos los únicos en regresar a la edad media? ¡Nosotros también podemos hacerlo! En las fiestas de Moncada, ¡lo hemos conseguido por unos días!…

Leer Mas
entrenamiento torero

La preparación física en el mundo Taurino

Cuando estamos toreando, estamos realizando una actividad física que podemos considerar com o asistemática, y… ¿que quiere decir esto? Pues que es una actividad en el que el nivel de intensidad irá variando al igual que el esfuerzo ya que es una actividad que no podemos considerar como regular pero si como intermintente.

Podemos especificar una serie de secuencias que se llevan a cabo durante la realización de la actividad que podemos dividir en 3 grupos:

  • Toreo de Capa
  • Toreo de Muleta
  • Entrada a Matar

En uno de los estudios realizados por Gabriel Reyes, entrenador y preparador físico durante mucho tiempo perteneciente a la escuela de Tauromaquia Sevillana podemos comprobar que la frecuencia Cardíaca registrada es muy alta, entre un 70% y un 100% de la Frecuencia Cardíaca Máxima (FCM).

Éstos niveles (70-100%), se mantienen a lo largo de más de la mitad de la corrida y observamos cómo en el toreo de salón, la frecuencia cardíaca tiende a ser bastante más baja por lo que se puede deducir, que éstos niveles tan elevados se deben en parte a la actividad realizada, pero también tiene mucho que ver la parte emocional ya que se sufre un gran nivel de estrés provocado por la lidia, tanto enfrentarse al animal, cómo la presión que puede ejercer el público y por supuesto también los objetivos y metas personales lo que lleva al torero a soportar una gran carga Físico-Psíquica que transportará a la persona a enfrentarse a sus límites fisiológicos.

Por todo lo que hemos explicado en los párrafos anteriores, es de suma importancia que el torero disponga de una condición física adecuada al igual que el banderillero, novillero, etc…

Debido a éste esfuerzo necesario a la hora de realizar una corrida, los toreros pasan unos exhaustivos controles médicos con el fin de no poner en riesgo su vida.

Os dejamos con un video para que veáis los movimientos que realizan los toreros antes de meternos en los factores fundamentales de su condición física:

CONDICION FISICA DE LOS TOREROS

Podemos destacar 4 aspectos fundamentales en la condición física que abarca a los toreros. Estos 4 aspectos serían los siguientes:

La resistencia

torero entrenando en cinta de correrÉsta la podemos considerar una de las más importantes ya que constituye la base. Sin una buena resistencia, el torero se puede llegar a ver en serios problemas durante una corrida. Para ello, según nos comenta Joaquín, ayudante del preparador físico, muchos toreros pasan mucho tiempo en las cintas de correr realizando entrenamientos para aumentar su resistencia. Para ver más sobre las cintas de correr utilizadas por éstos, podéis visitar una de las páginas de nuestros amigos de iLovefit dedicada a la cinta de correr http://cintascorrer.net dónde podréis ver los modelos disponibles. También se está probando últimamente obteniendo muy buenos resultados sesiones intensas de spinning, podéis ver también éste modelo de bicicletas en su web sobre la bicicleta spinning http://bicicletaspinning.net.

La velocidad

Otro factor muy importante para la labor de un torero es la velocidad que a pesar de tener mucha importancia la genética, también se debe trabajar de forma eficaz para conseguir aumentarla y mejorarla de tal forma que estemos más seguros a la hora de reaccionar cuando se esté frente a un animal tan imprevisible como es el toro.

La flexibilidad

El tercer factor que debemos destacar es la flexibilidad con la que conseguiremos tener menos rigidez en los músculos, tener un mayor rango de movimientos que favorecerá tanto la parte técnica como artística y también puede llegar a evitarnos ciertas lesiones.

La fuerza

torero entrenando remoEl cuarto factor que queremos destacar y no por ello menos importante es la fuerza y es que ésta en realidad tiene mucho peso y se debe potenciar tanto a nivel básico realizando un trabajo de resistencia y fuerza, como a nivel general intentando trabajar todos los grupos musculares. Para ello, nos gusta mucho nos comenta Joaquín el uso de la máquina de remo. Tambén de mano de nuestros compañeros de iLovefit podéis ver en su web sobre la maquina de remo http://maquinasderemo.com, cómo funcionan éstas maravillosas máquinas y todos los beneficios que nos reportan las sesiones en ellas y en el caso del toreo, es más que recomendable su uso para mejorar la tonificación general.

ENTRENAMIENTO PSICOLOGICO

entrenamiento psicologicoOtra parte fundamental de la preparación de un torero es la parte psicológica y es verdaderamente importante ya que se puede estar muy bien físicamente pero si no lo acompaña un bienestar emocional y psicológico determinadas situaciones pueden convertirse en momentos verdaderamente …

Leer Mas

El novillero inocente

El último domingo hubo una novillada en Las Ventas. La primera de un ciclo que se repite, anualmente, en el mes de julio.

Todavía en Madrid, en otros sitios ya no, se hacen novilladas y se da paso a los jóvenes que empiezan y que tratan de despuntar. Suelen tener gran atractivo, aunque también un gran hándicap: la mayoría de los intervinientes, suelen llevar una cla más o menos numerosa, que viene a distorsionar el normal desarrollo y resultado de la lidia.

Aparte de esto insistimos en su importancia y en su potenciación desde el punto de vista de que estos festejos reflejan el futuro de la fiesta. Los novilleros son los mimbres con los cuales seguirá tejiéndose o no, la gran cesta de la lidia en España y en el mundo.

Sin embargo no voy a hablar de las novilladas como tal sino de uno de los novilleros actuantes que resultó gravemente herido y además por dos veces.

Ahora nos extraña esto. Nos extraña que un novillero se olvide de la maldita técnica y no abuse de ella. Nos extraña que salga dispuesto a darlo todo. Nos extraña que salga al ruedo con la idea de abrir “la puerta grande o la de la enfermería” como se decía antes. Nos resultan extrañas hasta las cogidas, consustanciales con el toro, porque pensamos que son accidentes laborales… ¡que bajeza!

Siempre las cogidas han sido consideradas “medallas”, pero para denostar a algún torero ejemplar, los taurinos se han inventado otras cosas. Menos mal que el arte, en todas sus manifestaciones, que se mezcla a menudo con los toros, hace que por ejemplo este año se haya hecho una exposición fotográfica con las “medallas” de los toreros… Esto dejaría al taurinismo y a los “revisteros áulicos”, que decía el llorado Joaquín Vidal, en ridículo pero a ellos les da igual. Si no hay inteligencia no hay sentido del ridículo.

Pues bien los novilleros también creen muchos, no todos, que la técnica, los toques y todas las ventajas posibles ante el novillo son necesarias para evitar el peligro y la cogida. Por eso salen ahora precavidos, avisados, muy con la clase aprendida, con la faena pensada desde casa, con un traje cuyas luces, deslumbran bajos los focos del atardecer y con una fachada imponente de toreros cuajados. Y se van así, con esas trazas y con ese aspecto de profesor sin alumnos…

Por eso lo raro es lo del domingo. Por eso lo que debería ser normal y cotidiano se ha convertido en excepción y es que un novillero venga a Madrid como novillero, estuviese como aspirante a torero y como tal derramó su sangre en el ruedo, incluso por dos veces.

Alguna cronista, a la que aprecio y respeto mucho, decía en El País, que toreaba o estuvo en la lidia de su novillo, con una buena dosis de inocencia. El toreo también es inocencia en el sentido de abandonarse en el arte, en el sentido de improvisar, en el sentido de sentir esa unidad de toro y torero para crear la majestad de la obra.

No creo por eso que sea cuestión de inocencia. En todo caso ¿qué otra cosa puede ser un novillero que inocente?

Ahora, no, claro, ahora vienen resabiados, llenos de prejuicios, repletos de vicios y con todas las ventajas aprendidas…Aún así ¡benditos novilleros! Y bendito este chico, que se llama Jesús y que vino a Madrid a salir “por la puerta grande o por la enfermería”. Sus ganas de ser torero le llevaron al quirófano y a la cama… pero allí también está la gloria tanta o más que la de la Puerta Grande, por que es la gloria de la verdad y en el toreo como en la vida la verdad es esencial…

Inocente, no, ¡novillero! Ojala y vengan muchos como él. El futuro de la fiesta estará más cerca y será más seguro.

 …

Leer Mas

Notas y comentarios sobre el libro: Joselito el verdadero

Preámbulo

Este verano en las playas de Cabo de Gata leí un libro de toros que me dejaron nuestros amigos de Castellar y que ser llama: Joselito, el verdadero. Bien creo que se merecen el libro y el torero, ahora retirado, una página de mi blog.

Se lo merecen porque, como aficionados, Jacinto y yo podemos considerar que somos sus descubridores, aunque mucha gente no lo sepa. ¡Ojo! He dicho como aficionados. ¡No malinterpretemos!

Era una época aquella en la que Joselito empezaba en la entonces Escuela Nacional de Tauromaquia y nosotros seguíamos mucho a todos los chicos de allí. Los seguíamos con la discreción de quienes siempre hemos sabido estar donde nos correspondía, o sea como aficionados y mezclados entre otros muchos y con el publico en las gradas. Desde que le vimos hacer los primeros pinitos con una vaca, nos despertó gran ilusión y todas esas ilusiones se nos confirmaron cuando en la final de Las Ventas nocturna torearon El Bote, El Fundi y nuestro Joselito.

Aquella noche no ganó el certamen pero comprendimos que Joselito sería una figura del toreo. No era difícil. Solo había que observarle muy detenidamente, sus gestos, su cara, sus modales como torero, etcétera. Siempre supimos que ahí habría un torero…y los que nos conocen pueden dar fe de ello.

Después vino la película “Tu solo” de Teo Escamilla, a cuyo estreno asistimos y luego le seguimos tímidamente en sus primeras andanzas como novillero. Joselito es “culpable” de que nosotros dos saliésemos del siete, tras la tarde de su presentación con caballos en las Ventas. Oímos decirle cosas que nos hicieron pensar que ese no era nuestro sitio y emigramos… a otro lugar de la plaza, de lo cual me alegro mucho, bastantes años después.

Luego le hicimos las fotos de Valdemorillo que ilustrarán al menos una parte de este artículo y le vimos en otros muchos sitios. Que recuerde así, a bote pronto, pues en Sevilla, Aranjuez, Barcelona, San Sebastián de los Reyes, etcétera y claro en Madrid, siempre…

Cuando leía su libro este verano en realidad recordaba muchas cosas que en la sombra ya habíamos vivido Jacinto y yo, y algunas anécdotas que recordábamos perfectamente.

No crean que Joselito nos recordaría a nosotros ahora. Como mucho le podría sonar nuestras caras, pues hablar lo que se dice hablar con el creo que lo hemos hecho dos veces o tres y durante unos escasos minutos: en Valdemorillo, en Barcelona y en la Plaza de las Ventas puede que un par de veces en el patio de arrastre, a la entrada, cuando el solía ir a ver algunas corridas o novilladas si es que no toreaba en otro sitio.

Nuestro amigo Antonio Flores, gran aficionado donde los haya y que desde aquí quiero honrar su memoria una vez más, compartía nuestro aprecio por este torero y también era un fiel seguidor de Joselito el verdadero.

Es este un libro que recomiendo a todos los aficionados y en el verán la explicación de porqué el subtitulo de el verdadero. El sostiene que Joselito, el histórico o sea Gallito, no era conocido como José o Joselito, sino como Gallito y en buen parte tiene razón.

No sé si fue por la osadía de su apodo que no es sino un diminutivo de su nombre, Joselito nunca cayó bien, aun cuando era casi un niño, a una parte de la afición mediática y fotografiada (aunque sea una redundancia me gusta decirlo así). A esa afición que pretende ser tan famosa como los propios toreros, no le caía bien… y nunca le cayó… recuerden nuestra huida del siete ante los improperios que lanzaban –auténticos insultos- a un novillerito de apenas quince años… no digo los que le han dicho después.

El torero

Joselito es un buen torero. Así como suena y además es muy completo. Joselito domina el capote, muy bien, las banderillas, bastante bien y es clásico y autentico con la muleta. Con la espada suele ser un buen estoqueador y preciso, aunque atraviese, como tantos, épocas irregulares. Sabe de toros y sabe mucho de la lidia y de sus distintas facetas. Era un pequeño sabio de la tauromaquia, cuando era un adolescente y es un compendio de tauromaquia ahora que es mayor.

José Miguel Arroyo, siempre fue, en general, un torero puro, preciso, con técnica pero artista y sin faenas aprendidas. Improvisa bien delante del toro y podemos decir que es uno de los toreros que más nos pueden recordar a maestros de otras épocas. …

Leer Mas
toro bravo

Las Ventas: un toro bravo y tarde de quites con entusiasmo colectivo.

Saben ustedes que este aficionado cansado no pretende hacer crónicas de San Isidro, sino mas bien transmitir sensaciones, aunque no se si lo consigo alguna vez. Se trata de exteriorizar mis sentimientos y lo que en la plaza o ante la tele (esto me gusta menos) me produce el espectáculo que presencio.

Las sensaciones de ayer me resulta difícil expresárselas, sacarlas, transmitirlas. Mi sensibilidad se quedó siempre a las puertas de ese entusiasmo colectivo que en algunos momentos, inexplicablemente para mí, se produjo. Me refiero al tercio de quites o a los tercios de quites en los que Morante y Luque o Cayetano, parecieron entusiasmar al público en general, incluidos muchos aficionados.

Les cuento lo que yo pude ver, hasta dónde mi humilde saber y entender llegó. Es cierto que hace tiempo no se ven quites, en el tercio natural, de varas. Es cierto que en esta feria nadie había osado realizar el más mínimo esfuerzo por quitar al toro del caballo con una mínima torería y lucimiento. Por eso ayer resultó tan novedoso y tan espectacular, quizás.

¿Fueron buenos esos quites? ¿Hubo toreo del bueno? Como tantas veces hubo toreo, pero quizás mas torería y vistosidad por los gestos. Algunas verónicas buenas, alguna chicuelina excelente, alguna media muy buena. Casi todas obra y milagro de Morante y alguna suelta de Luque. Lo de Cayetano fue vistosidad, que nos recordaba el estilo Paquirri. Comenzó con una larga y luego por gaoneras. El conjunto vistoso, alegre, torero… ¡para alegrarse, para contentarse, para ovacionar, sí, en algunos casos! ¿Y de la locura colectiva qué? Pues si creo que la hubo… para mi inexplicable, pero si se produjo por algo sería.

Del resto de la corrida hay poco que contar, excepto ese gran toro tercero, que fue el coprotagonista del tercio de quites de Morante y Luque. Le debieron dar hasta catorce o quince lances de distinta clase que el toro se tragó totalmente. Llegó a la muleta, todavía con ganas de embestir y lo hizo, si bien Luque, parecía creer que todo valía y se puso a torear de aquella manera o sea lo de siempre, fuera, mal colocado, pico, sin ligar y al final encimista haciendo creer que el toro se había acabado, que quizás sí se estaba empezando a acabar, pero es que ya llevaba un montón de pases y el podía haberle dado varias series sin problemas. El toro colocaba la cabeza para embestir y fue bien al caballo. En la segunda vara de lejos. Lastima que no pudiésemos ver, por que sus fuerzas eran limitadas o justas, una buena vara que nos habría servido para ver su bravura en toda su dimensión.

Desde mi punto de vista hubo algunos toros, Nuñez del Cuvillo todos, a los que se les pudo torear y no se hizo, excepto en los quites. En general la corrida fue noblota y muy manejable, con algún toro que bajó en presentación. Respecto a los toreros quiero destacar la “apatía” de Morante en cuanto no ve al toro como el quiere, que contrasta con su empeño, a veces, por prolongar faenas que él ya ha decidido que son imposibles. También destaco la malísima colocación y forma de hacer el toreo de Cayetano, ayer, y las dudas de Luque, que demostró que está muy calificado para el toreo de adorno, cosa que ya sabíamos, pero no tanto para el toreo fundamental, ante el que intenta colar la vulgaridad y el toreo estándar o de moda, o sea el destoreo.

A mí no se me erizó nada ¡A otros sí! Este aficionado vio cosas interesantes. Cosas que, alguna, incluso puede quedar en mi retina durante tiempo y que sin embargo, quizás, ni siquiera quede para los que de forma automática y personal se declararon locos de forma colectiva. En todo caso ¡viva la locura…! sobre todo porque entre los locos había algunos amigos míos.…

Leer Mas
plaza de toros de las ventas

Del Pliego de las Ventas y de una oportunidad perdida… más…y van…

Ya tenemos Pliego de las Ventas. ¿Y qué? Al final más de lo mismo con pequeños cambios. Caminamos hacia delante, volvemos hacia atrás, algún ensayo nuevo… que claramente son ensayos que la empresa hará o no, etcétera, y así desde hace muchos años.

Luego las críticas, los comentarios de unos y de otros: exigencia de experiencia en plazas de primera colocada de una manera abusiva, que parece que solo cumplen unos cuantos, que si Las Ventas no pueden ser un laboratorio, que si el empresario tiene que tener libertad de programación… que si no sé cuantas cosas más.

De la subida de precios al aficionado, en el Pliego, mejor no hablar. En una plaza que ingresa dinero en las arcas públicas… ¿así se promociona la fiesta? Pero ya salió el listo: los toros son el espectáculo más barato. ¿De donde se saca eso hombre de Dios? Lo puede ser en Madrid y según qué localidades, pero váyase a una plaza de provincias o de segunda y luego viene y me lo cuenta. ¿Comodidades, aire acondicionado, asientos butaca, sombra…? Después miren los precios…pero sí, según ellos, barato.

Todo ello ha venido aderezado por un aperitivo de escándalo en el que la Comunidad, siguiendo sus habituales buenos modales, convoca a unos cuantos periodistas “elegidos” para darles la primicia del pliego y al resto…¡que les den…!

En fin, por si no hay muchas divisiones pues profundizamos más en ellas… ¿quieren una definición del pliego y de lo que lo rodea?, pues ahí va: patético. Desde la forma de presentarlo hasta los detalles –que a veces son tan importantes- de que parece ser que la antigua empresa aún no ha abandonado las instalaciones de la plaza, hasta el pliego en sí mismo que no aportará gran cosa a la fiesta… un despropósito.

Fíjense que este aficionado cansado piensa que en el fondo a los taurinos, o sea a los profesionales taurinos y a los empresarios, en realidad les gusta todo esto así. Al menos a la inmensa mayoría. Se sienten inmersos en una rutina que no quieren abandonar. Parece como si el pensamiento fuese: las cosas son como son y mejor seguir así. Estoy convencido de ello. Luego con ir a algunos coloquios o conferencia de esas que algunos aficionados les sirven en bandeja para allí hacer el papel, llorar desconsoladamente y quejarse de todo lo divino y lo humano y así aparentar sentimientos que no son tales, ¡estamos a camino…!.

Si de verdad tuviese todo el taurinismo español (qué bonito queda lo de español, con lo que les gusta) el más mínimo interés en cambiar esto. ¿No hubiese sido un buen sitio por donde empezar el pliego de la plaza de toros de Las Ventas? ¿Se van a conformar todos con esto? ¿Les vale así? ¿Esta es la promoción que quieren para la fiesta? ¿Esta es la defensa a ultranza que predican y pregonan – las dos cosas a la vez- para la fiesta?

El pliego tendría que haber sido una auténtica planificación de objetivos que supusiesen un revulsivo a la fiesta, y una programación meticulosa donde al menos se supiese a dónde queremos ir, qué es lo que queremos hacer en el futuro con la fiesta, etcétera.

Como decía en otros articulos, ni los políticos harán nada por salvar la fiesta -nada que no sean grandilocuentes expresiones y declaraciones oficiales absurdas- ni el propio taurinismo quiere cambiar esto, porque piensa que al fin y a la postre el negocio no se acabará, porque todavía no han sido capaces de darse cuenta de que lo de Cataluña no ha sido solo político, que la política no podría por sí sola acabar con la fiesta si ésta tuviese verdaderas raíces e interesase de verdad… pero si siguen anclados en echar la culpa de los males a los políticos y de pedir que sean ellos mismo quienes nos salven, creo que ya podemos agarrarnos cada uno a una tabla porque el naufragio no es que vaya a llegar, es que ya está aquí…

Por eso no puedo aguantar cómo marean la perdiz unos y otros, por eso me canso de actividades en forma de tertulias y coloquios, donde van profesionales del taurinismo que más parecen reuniones de un sindicato profesional, donde tratan sus propios y particulares problemas, en vez de algo que sirva para formar aficionados y para aportar ideas novedosas, ambiciosas, objetivos a corto medio y largo plazo, para recuperar la fiesta y “salvarla” como a ellos les gusta decir. Siempre es más de …

Leer Mas
imagen cogida toros

Otra vez… a vueltas con las cogidas.

Desde un lugar perdido en la costa andaluza, este aficionado cansado, desconectado, en la medida de lo posible, del trabajo y de otras cosas, lee, escucha y ve algunas cosas sobre toros. Inevitablemente surgen recuerdos, surgen ideas, surge el rechazo a algunas cosas de este disparatado mundo del taurinismo en el que nos hemos metido y donde, como me decía una persona conocida. “aquí hasta el más tonto hace relojes” ¡Que verdad es esta frase, puesta en el ambiente mas rancio y casposo del taurinismo español!

De nuevo como tantas veces, en los veranos, se recobra el asunto de las cogidas. Algunas revistas se dedican a magnificar cogidas y lesiones, sobre todo esto último, de los toreros en los veranos y titulan: “Verano sangriento”, y cosas por el estilo, cuando la única verdad es que la gran mayoría de las figuras están toreando todo lo que quieren sin tener un solo rasguño.

Esto, salvo excepciones, viene ocurriendo desde hace algunos años. Los profesionales de la comunicación taurina, sabedores de la importancia que tiene el riesgo y la emoción en la fiesta, o esto se acaba, lo magnifican con mucha vista y con estudiada alevosía, incluso faltan más al rigor y la verdad que magnifican, pues si uno comprueba la estadísticas se da cuenta de que solo algunos toreros de los que menos torean y banderilleros resultan cogidos. Las figuras rara vez…

Por otro lado el taurinismo y los aficionados, próximos a ese taurinismo rancio del que hablamos, se prestan enseguida y a la ligera para descalificar la cogida, para situarla como un mero accidente y llegan a asegurar que a los toreros de verdad, buenos y que valen, no los cogen los toros… se olvidan de la historia y le dan una patada a todas las enciclopedias y a la memoria de las decenas de toreros muertos por asta de toro en un ruedo…pero les da igual todo, con tal de defender lo indefendible (la falta de emoción y riesgo en la fiesta ) y de paso tratar de hundir a ese que tanto les molesta, porque sí lo cogen los toros y deja mal colocados al resto, que no es otro que José Tomás.

cogida a lancho en las ventasLo digo en todas partes: en privado y en público siempre que puedo. Los veranos de mi infancia, y eso que decían que se toreaba un toro chico, el ramillete de figuras más granado pasaba varias veces por el Sanatorio de toreros, primero, o por la clínica de Loreto después. Raro era el momento álgido de la temporada en el que de las ocho o diez máximas figuras del toreo, al menos dos o tres, si es que no eran más, no coincidieran, en muchas ocasiones, como vecinos de cama o de habitación. Y esto era así, lo crean o no lo crean los advenedizos de ahora y los taurinos enterradores del toreo, que parece que según ellos la fiesta se inventó antes de ayer, con Ponce y el Juli y poco más. ¡Que gran error!

Y que tremendo error histórico y no digamos gran equivocación, en cuanto a la naturaleza misma de la fiesta, que como no podía ser de otra manera debería tener altas dosis de riesgo y de emoción y ahí, le guste o no a quien sea, entran las cogidas y en ocasiones las cogidas graves, las muy graves e incluso la muerte. Antes los toreros llevaban la cogida como algo consustancial con el toro, ahora trata de derivarlo y esconderlo en el rincón de meros accidentes. La verdad es que resultan heridos graves más albañiles que toreros al cabo del año. Por duro que parezca.

Alguien me decía: ¿y que podemos hacer con estos aficionados desinformados y con poca o nula formación taurina que están divulgando esto de que las cornadas… es una deficiencia en el toreo y tal…? Mi contestación fue: pues como siempre, combatiendo la mentira y la falsedad de muchos medios, demostrando con la historia y con los hechos la verdad y el que no quiera aprender pues allá el… con su pan se lo coma y con, también porque no, añadiendo un puntito de chulería…con nuestro desprecio, porque cuando falta la humildad para aprender desde abajo y se cree que se nace en el mundo del toro con todo ya sabido, las consecuencias suelen ser trágicas para la fiesta y no precisamente en forma de cogidas.

La fiesta del toro, la fiesta del toreo autentico, es riesgo y emoción y dentro de esos conceptos están …

Leer Mas
toros-cataluña

Y los taurinos siguen sin enterarse…

Este aficionado cansado comprueba, que tras más de una semana desde que se consumó el error, el tremendo error histórico en Cataluña, al abolir y por tanto prohibir las corridas de toros, pasando estas a la clandestinidad, compruebo, decía, no sin estupor, que los distintos estamentos taurinos y también de aficionados, parecen no haberse enterado de nada y la “terrible lección” solo ha servido para despotricar a diestro y siniestro contra los políticos gobernantes y poco mas. ¡Pobre balance!

Especialmente me ha resultado desagradable y absurdo leer algunas andanadas oportunistas y totalmente políticas, contra el Gobierno actual (estoy seguro que por el solo motivo de ser de izquierdas) y contra algunos políticos catalanes, creo que por el mismo ídem.

Que estos desafueros y despropósitos vengan de parte del taurinismo oficialista, puede ser hasta lógico, cuando de todos es sabido que impera en el, con mucho, las ideas más que derechistas…anquilosadas en las estructuras taurinas, pero que algunos blogs de aficionados o aficionadas que se autollaman “de pro” caigan tan bajo al tratar de simplificar las cosas hasta ese extremos…puede que lo único que consigan es que otro buen número de personas, bien intencionadas, que no comulgan con esas ideas, salgan corriendo de las plazas de toros.

A ver si todos estos van a hacer que demos por buenos los calificativos y los pseudo argumentos de los antitaurinos.

¡No perdamos los papeles!, hombre, ¡no lo hagamos! Pongamos las cosas en su sitio y no caigamos en la trampa de ciertas maniobras de distracción que nos quieren hacer ver que la culpa de estos la tiene Zapatero… ¡Y un jamón! ¡Un jamón con chorreras…como las camisas de los toreros!

Para empezar, ¿por qué esa Mesa del Toro, no deja sus tarjetitas de crédito y sus opíparas comilonas y se disuelven de una vez por todas? Y si no fuese así ¿por qué no salen de ella asociaciones de aficionados y algunas profesionales, como la de Veterinarios, que nada pintan en medio del taurinismo oficial?

¿Qué hace el taurinismo que no se ha puesto a trabajar ya? De verdad que podrían estar haciéndolo ya y para ir empezando les diré por dónde empezar, primero por lo más sencillito:

Ganaderos: déjense de caciquismos impropios de los tiempos que corren. Mantengan sus toros íntegros y empiecen a hacer las selecciones de bravo como Dios manda, o mejor como manda la tauromaquia. Manden ustedes en lo suyo y aclaren las ideas de lo que quieren y a donde quieren llevar la fiesta.

Toreros: ¡a arrimarse! A torear toros íntegros y a desterrar todos los tópicos habidos y por haber. No se dejen manipular por apoderados de tres al cuarto o por empresarios engañabobos. Olvídense del regalo de los oídos, constante, permanente e idiotizante, por parte de la prensa especializada. Piensen que casi nunca les dicen la verdad. Ustedes, con el toro, son los que mandan.

Periodistas y locutores taurinos: Dejen ya de desinformar al público. No puede ser que sigamos viendo y oyendo en internet, en radio y televisión, disparates del siguiente tenor:

  • Hacer la faena basada en los toques…tocar hacia fuera, etcétera.
  • No llevar al toro detrás de la cadera
  • Perder pasos…
  • Colocarse al hilo del pitón para que embista
  • Llamar al bajonazo, estocada caída…
  • Decir que el toro está suficientemente picado, cuando apenas le han llevado al caballo
  • Jalear pases que ni el peor aficionado daría

Así podríamos seguir con un larguísimo etcétera y la lista seria casi interminable. Los tópicos nos tienen invadidos en los medios.

Todo es exactamente al revés de cómo lo dicen:

  • Los toques solo deben ser un recurso
  • No hay que echar al toro para fuera si no terminar detrás de la cadera
  • No hay que perder pasos: hay que estar en el sitio
  • Hay que torear en el sitio de torear, cruzado, más o menos, pero cruzado, nunca al hilo del pitón y si el toro no va hay que buscar recursos de torero.
  • No se puede proclamar y cantar el toreo de abajo a arriba.
  • Hay que tirarse a matar y matar arriba y evitar al toro un montón de pinchazos.
  • El caballo, la suerte de varas, es fundamental en el toreo, pero hay que hacerla bien.

Estas pocas cosas valgan a modo de ejemplo.

Los empresarios: Que hagan programaciones lógicas y atractivas, adaptadas al lugar dónde se celebran los festejos y siempre pensando en el futuro y no en llevárselo calentito.

Comunidades y Ayuntamientos propietarios de plazas de toros: Pliegos pensando en …

Leer Mas
tauromaquia

Breves apuntes sobre tauromaquia desde finales del siglo XIX hasta los últimos años del siglo XX

La aparición de Manuel Benítez en los ruedos constituye un fenómeno sociológico más que taurino y en ello se ponen de acuerdo todos los tratadistas de la época.

Para el aficionado quedan en el recuerdo aquellos años turbulentos, de plazas llenas, televisión, radio y prensa hasta la saciedad, con un toro disminuido y un público que, necesitado de diversión por encima de todo, ocultaba al aficionado que permanecía callado y sorprendido. También es cierto que de esas temporadas de máxima difusión de la fiesta surgieron grandes valores, tanto profesionales como aficionados.

Nos gusten o no sus formas y su estilo, El Cordobés ha pasado ya a la historia del toreo, marcando con su personalidad y para siempre, unos años trascendentales tanto en lo político como en lo social y en los que él supo colocarse como número uno en la fiesta.

Surgió, Manuel Benítez Pérez, como un huracán, en el año 1960, tras una niñez y adolescencia novelesca. Tomó la alternativa en Córdoba, con el maestro de Bienvenida como padrino en la temporada de 1963 y con el toro Palancar de Samuel Flores, creándose ya el mito del torero, realizando películas y ocupando un lugar preferente en todos los medios de comunicación, muy bien dirigido por “El Pipo”. Su toreo temerario y tremendista, estaba basado en la quietud ante el toro.

En el año 1969 protagonizó con Palomo Linares una temporada al margen de los empresarios taurinos, tratando de mantener una independencia. Se conoció como la campaña de “Los Guerrilleros” y sus resultados fueron mas bien mediocres por el tipo de toro que salía en las plazas en que toreaban y la escasa categoría de las mismas.

Fue Palomo una versión renovada de El Cordobés, por las circunstancias personales que le rodearon y por su descubrimiento por los hermanos Lozano, en las novilladas nocturnas de Carabanchel. Su toreo, en algunos aspectos parecido al de Manuel, en otras más ortodoxo, protagonizó grandes polémicas como la concesión de un rabo del toro Cigarrón, en la plaza de Las Ventas.

En la década de los setenta, El Cordobés comienza su declive, retirándose en 1972 y volviendo, sólo esporádicamente en años posteriores. Hasta 2007 torea algunas corridas y festivales. Permanece ahora al margen del mundo del toro, dedicado, por entero, a sus negocios y a su vida privada, aunque hace algunas incursiones en el taurinismo para ayudar a uno de sus hijos.

El Rejoneo

Imagen rejoneoDesde siempre, en los toros, el caballo ha tenido gran importancia. Sin embargo el toreo a caballo, entendiéndose como tal la realización de distintas suertes con él, es relativamente moderno, sobre todo mostrándose en la plaza ante el público.

Si bien y de alguna forma, el toreo a caballo estaba presente en todas las labores camperas con ganado bravo, hasta 1921 no se trasladó a los cosos, siendo D. Antonio Cañero su precursor y sucediéndole desde entonces toreros a caballo tan importantes como el Duque de Pinohermoso, D. Álvaro Domecq, excelente jinete y caballero por demás, o Manuel Vidrie con su arte sereno y sobrio.

En este arte del rejoneo, hace incursiones, referido como anécdota, el gran Juan Belmonte.

Es a partir de 1970 cuando el arte del rejoneo entra en su mayor esplendor de la mano de un extraordinario jinete, al que su inquietud y constante innovación le hacen perfeccionar esta modalidad de toreo y convertirse en un estudioso del mismo, inventando numerosas suertes y realizando otras por vez primera… nos estamos refiriendo a D. Ángel Peralta Pineda. Hombre polifacético, conferenciante, escritor, poeta y máximo difusor de su arte en todo el mundo, es un gran conocedor del caballo y en el año 1971 batió el record de corridas toreadas, con 126, y recorrió los ruedos españoles acompañado de su hermano Rafael, Álvaro Domecq y el portugués Lupi, obteniendo el reconocimiento de todos los públicos y del aficionado, y conocidos como los “cuatro jinetes del apoteósis”

Hombre dedicado por entero dese su niñez al toro y al caballo, Ángel siguió hasta hace poco años en activo, aunque limitando el número de sus actuaciones.

Actualmente se está viviendo quizás una gran efusión en cuanto al rejoneo y al número de buenos rejoneadores, sobre los que habría que destacar a Pablo Hermoso de Mendoza, pero preferimos no entrar en detalles ni análisis por considerar que lo actual no es el motivo de estos apuntes.

Paquirri

imagen de paquirriTranscurrían los años dorados del rejoneo cuando en la temporada de 1972, un torero de a pie triunfa en las plazas y …

Leer Mas
1 2